Casas solariegas

Casas solariegas

Las casas solariegas de Herencia proceden en su mayoría de finales del XIX y principios del XX, aunque hay algún ejemplo del S. XVIII. La introcución de elementos constructivos de metal en la arquitectura civil coincide con el asentamiento de los nuevos métodos fruto de la Revolución Industrial, por esta razón se pueder ver nuevos elementos en las viviendas populares manchegas como son columnas o cancelas de hierro.

La arquitectura doméstica de Herencia se caracteriza por la utilización de materiales “pobres” casi de forma generalizada. Los muros se realizan con tapial que en algunas zonas se mezcla con piedras y se blanquea con cal tanto en la zona interior como en la exterior, acción que se renovaba tradicionalmente una vez al año, no sólo por su sentido estético sino como refuerzo para mantener protegia la estructura endeble y deleznable del tapial.

Las casas solariegas se organizan en realación con el patio que se convierte en el corazón de la vida familiar o de la comunidad de vecinos. No sólo es el cuarto de estar de verano, sino que también es el lugar de tránsito entre la zona doméstica y los anejos económicos: corrales, doblados, cámaras…